Pintar con acuarela

Pintar con acuarela

Pintar con acuarela te responderá muchas de tus dudas.

¿Por qué pensamos que cuantas más cosas tengamos mejor?, la sencillez del medio nos aboca a la austeridad de materiales, no necesitáis cien colores, cuatrocientos pinceles, y mil accesorios.

Lo principal, a ver visto ya la guía básica para empezar a pintar acuarela, bueno una vez que tenemos todo dispuesto podemos empezar con la madre.

Guía definitiva para pintar con acuarela

 

Dentro del taller, si os fijáis en la disposición de la mesa de trabajo es siempre la misma, como la de los colores en la paleta.

La parte del soporte yo la tengo muy vertical.

Lo idóneo sobre todo al principio es posicionarlo entre 20 y 30 grados de inclinación, para poder ir jugando tranquilamente con el medio, de ese modo, podremos acomodar lo que vaya ocurriendo a nuestra obra.

 

El disponer las cosas del mismo modo siempre responde a la optimización de movimientos y eliminación de distracciones.

Si yo tengo la misma disposición siempre, llegaré a hacer las cosas de forma automática, solo necesito pensar en la obra.

Necesito coger el pulverizador sé dónde se encuentra, si voy a restar humedad del pincel, se dónde está la esponja y el trapo, así con todos los elementos.

No necesitamos centrarnos en los materiales, toda nuestra atención ha de ser por y para nuestra obra.

Tenemos que llegar a conectar con la obra, no con el cacharro del agua o el trapo, es la obra la que nos va a ir hablando, y diciendo lo que va necesitando.

Guía definitiva para pintar con acuarela

En esta guía para pintar acuarela vamos a dividir la mesa de trabajo en 4 zonas muy generales.

Pensar que esto se debe a MI propio bagaje, por lo que si ves que te apañas mejor de otra forma, hazlo como te vayas sintiendo cómodo.

 

 

Mesa de Trabajo para pintar con acuarela

Las 4 zonas

Zona AGUA y SECADO

En esta zona tengo 2 recipientes con agua los 2 van a ser para limpiar el pincel.

Un trapo al que frotaré levemente con el pincel una vez limpio.

La esponja, con la que restaré de carga el pincel.

Te explico el proceso.

  • Tengo el pincel con un color y quiero cambiar de color, limpio el pincel en el bote más grande, sin frotar contra el fondo (durará bastante más en el tiempo y no moveremos el poso del agua).
  • Voy al trapo y lo seco sin frotar abriendo el pelo (somos muy delicados con nuestros pinceles).
  • Ahora toca el agua limpia, lo vuelvo a limpiar.
  • Puedo ir a la esponja para descargar, o si necesitamos algo de agua podemos ir a la paleta y seguir con otro color.

De este modo te aseguro que cuando pases de un azul a un amarillo el resultado no será un verde raro.

Al principio pare algo tedioso, pero con el tiempo verás lo útil que es.

Zona PALETA

Aquí siempre está dispuesta mi paleta, la de caja, la de plástico, el plato cerámico con pocillos cuando trabajo con tinta china, la paleta de acrílico etc… lo que esté usando en ese momento.

Mi paleta de color es media, aunque al final, la mayor parte de las veces usamos muy pocos de forma continuada y el resto para detalles de vez en cuando.

Todos son de la marca Sennelier excepto uno.

Colores en mi paleta

NOMBRE                                 CÓDIGO DE LA MARCA                                      TIPO DE PIGMENTOS (Y-yellow, O-orange, etc..)

Amarillo claro Sennelier                578                                                                PY153

Amarillo Windsor oscuro              731 Windsor & Newton Professional      PY65

Naranja Sennelier                           641                                                                PO73

Ocre Amarillo                                  252                                                                PY43

Laca Granza Rosada Dorada         691                                                                PR255

Rojo Sennelier                                 636                                                                PR254

Rojo de Venecia                              623                                                                PR101

Rojo de Quinacridone                    679                                                                PR209

Negro de Marfil                              755                                                                 PBk9

Tinto Neutral                                   931                                                                PB60, PBk7, PR209

Tierra Sombra Tostada                  202                                                                 PBr7

Azul Cerúleo                                    302                                                                 PB28

Azul Ultramar Francés                   314                                                                 PB29, PV15

Azul Sennelier                                 399                                                                 PB15

Violeta Azulado                              903                                                                 PV15

Blanco de China                             112                                                                  PW4

 

Para empezar a pintar con acuarela, con que tengas los primarios, el tierra sombra, negro y el blanco te sobran el resto.

Se aprecia un cacho de papel de acuarela a la izquierda, es para ver cómo quedan las mezclas en el papel, el brillo del agua puede hacer variar lo que vemos a lo que queremos que salga.

Zona PINCELES

Después de muchos concursos de pintura rápida y de darle vueltas a la situación de los pinceles he descubierto esta posición, tengo un guarda pinceles de tela en el que guardo los que siempre uso, colocados en orden, siempre la misma disposición (recordar ese orden).

Zona ÚTILES

Este es el cajón, pero no desastre por favor, yo tengo pocillos cerámicos por si me da por hacer alguna mezcla jugosa para alguna zona más amplia o para colocar algún color que no suela usar normalmente, los pulverizadores, el papel de cocina, espátula para raspar y sacar líneas etc…, ya iras viendo lo que vas necesitando y te gusta tener siempre a mano.

Fíjate en los pulverizadores, ves que tengo 2, uno pulveriza zonas más amplias y la gota es gorda, el segundo pulverizador es mucho más fino, el cual, es casi únicamente para mantener la humedad.

Bueno pues parece ser que esta Guía definitiva para pintar con acuarela, esta resultando.

Soporte

Como he adelantado anteriormente el soporte en la acuarela debe de tener una inclinación mínima para poder nadar en el medio.

La gravedad es algo a tener en cuenta, el agua correrá y por consiguiente arrastrar el pigmento hacia abajo, y dentro de la obra dependerá de la posición de la obra, pero eso ya lo iremos viendo.

Ahora tenemos que fijar el concepto de gravedad y la reacción que reflejará en nuestra obra.

Tenemos el soporte, puede ser un block de papel de acuarela con los bordes encolados, considero que es lo idóneo para empezar, un tamaño folio, A4, es más que suficiente.

Como fijar el papel

Que os habéis comprado hojas sueltas, no pasa nada, buscar un soporte que no absorba agua, un contrachapado, una plancha de policarbonato, una bandeja, lo que sea, pero, que sea más grande que las hojas de acuarela que vais a usar.

Con cinta de carrocero fijáis la hoja de acuarela al soporte, aquí, os dejo un truco, una vez pegados los 4 costados, pasar una tarjeta por encima de la cinta o un trapo limpio, para fijar bien la cinta al papel

A la cinta le tienen que salir los granitos del papel, si no es así, está pegado muy superficialmente y es posible que al pintar con acuarela pase el agua por debajo de la cinta.

 

 

 

 

 

 

Cinta MAL pegada, se aprecia totalmente lisa                         Cinta BIEN pegada se aprecian los granos del papel             

Cuidar mucho al pegar la cinta, las horizontales y la perpendicularidad con las verticales, cuando se quite la cinta cualquier fallo en ese aspecto podría arruinar la obra.

Pues en este punto, lo tenemos todo para empezar a crear.

Técnicas

Yo lo dividiría en 4, y después le sumaría muchas florituras y recursos efectistas.

Húmedo sobre Húmedo

Nos dejará bordes imprecisos, ideal para hacer degradados, se usa como primer paso en una creación.

La primera técnica a descubrir y perfeccionar, la acuarela se aplica sobre una superficie previamente humedecida, que pude ser alguna mancha que acabamos de realizar o el papel blanco humedecido con agua.

El color se dispersa en contacto con la superficie mojada en todas direcciones, más rápidamente donde le marca la gravedad, pero por capilaridad también ascenderá.

Ten en cuenta que cuanto más mojado esté el papel, más se dispersa la pintura.

Puedes practicar 2 ejercícios:
1.- Dibuja un cuadrado

Moja el interior con el pincel, carga el pincel con pigmento y un poco de agua, y colocas la punta del pincel en el medio de ese cuadrado por un instante y separa el pincel fíjate lo que ocurre.

Ahora rellena todo el cuadrado sin salirte con ese pigmento, y limpia el pincel como te he enseñado.

Coge el pincel con mucha agua limpia y pásalo justo por la parte inferior de la línea inferior de ese cuadrado tocando muy levemente ese cuadrado aún húmedo, observas como corre el pigmento hacia el agua recién aplicada.

Pues hacemos lo mismo con el borde superior, si no estás en un lugar de gravedad cero el pigmento ascenderá más lentamente.

2.- Haz el ejercicio 1

En vez de usar en la segunda fase agua limpia cárgalo con otro color, alguno muy distinto al primero, si primero fué rojo, ahora en la segunda fase usa azul.

Investiga, la práctica revela muchos secretos.

Húmedo sobre Seco

Esta técnica te será muy útil, puesto que en acuarela trabajamos desde el claro al oscuro, se usa como segundo paso en una creación.

Consiste en aplicar una pincelada con pigmento y agua sobre el papel seco y blanco o sobre una aguada anterior ya seca.

Nos proporcionará bordes más marcados y dependiendo de la transparencia del color nos dará superposición de colores o tonos, enriqueciendo texturas.

Seco sobre Húmedo

Cuando queremos añadir un trazo que se quede marcado pero no lo queremos muy definido, a ver, dicho así no se entiende muy bien.

Coge una brocha o paletina, moja un buen trozo de papel y cambia de pincel por uno más fino, procura cargarlo solo de pigmento, cógelo directamente del tubo, si trabajas con tubos y haz un trazo en el medio de esa mancha de agua que realizaste previamente. Mira lo que ocurre y compara con el resto de técnicas.

Seco sobre Seco

Procura cargar el pincel solo de pigmento, cógelo directamente del tubo y haz un trazo en el papel seco, fíjate en el resultado.

Ya conoces las técnicas más importantes, en próximos artículos nos iremos adentrando en esas florituras y efectos.

La Guía definitiva para pintar con acuarela, la vamos a rematar con el proceso de creación, que serian los pasos más básicos y generales a dar para llegar a buen puerto.

Proceso de creación

En ningún momento os diré que debéis de pintar, es algo muy personal y que os tiene que motivar.

Si es cierto que lo más complicado es el retrato, requiere una gran labor de observación, proporciones, conocimiento de luces sobras, composición etc…

Ya con estos datos valorar y elegir.

Primer paso para pintar con acuarela

Elegir tema, el gran dilema, no os comáis mucho la cabeza al principio, coger algo acorde a vuestro nivel de dibujo.

Si es una naranja, bienvenida sea, que elegís el Arco de cuchilleros de La Plaza Mayor de Madrid, pues ole.

Siempre ser conscientes del momento de dibujo en el que os encontráis.

Ser sinceros con vosotros mismos, no apuntar alto pero tampoco tiréis por lo bajo.

Todos nuestros trabajos tienen que suponer un pequeño reto, un pequeño escalón por el que ir ascendiendo.

Segundo paso para pintar con acuarela

Dibujar ese pequeño reto.

Según vuestra inquietud, dibujareis todas las líneas del tema o haréis unas cuantas líneas esquemáticas.

Que te servirán para hacerte una idea de la composición y poco más.

Siempre hacer con lo que estéis más cómodos el tiempo y os dirá por dónde vais a seguir.

Bueno, parece que os ha quedado genial, enhorabuena, vamos a ver el siguiente paso.

Tercer paso para pintar con acuarela

La primera Aguada, le vamos a dar un tono al papel teniendo varias cosas en cuenta:

  • Por donde empiezo, por abajo, por arriba,…, pues bien, la gravedad dice que por arriba.
  • El blanco en acuarela no se pinta, se RESERVA, es decir lo que queramos que sea blanco puro no lo pintamos.
Existen maneras de hacer reservas:
  • Liquido enmascarador, que va siendo una especie de goma liquida que al secarse sella el papel.
  • Pegar cachos de cinta de carrocero donde necesitas ese blanco
  • Ceras tipo plastidecor blanca, sella el poro y no deja pasar el agua, y finalmente la de no pintar donde quieres ese blanco.

Cada una de estas formas de reserva deja un aspecto distinto, probarlas y ver cuál es el resultado.

  • El color que aparece en la paleta bajara un 40% aproximadamente en el papel ya seco, tenerlo en cuenta.
  • La primera aguada es casi un concepto, con el tiempo ya iréis usando está primera aguada con más vista al futuro de la obra.
  • Sule ser una aguada ligera de pigmento.
  • Dejar secar por completo

Cuarto paso para pintar con acuarela

No puedo deciros algo muy concreto, pero si os puedo señalar ideas a tener muy en cuenta:

  • La profundidad la va a dar nuestra capacidad de separar los planos, según avanzemos al primer plano vamos enfocando más los motivos.

Guía definitiva para pintar con acuarela

 

 

 

 

 

Si os fijais desde el plano medio hasta el fondo está todo muy desecho y sin perfilar

 

  • Fijar el centro de atención de vuestra obra, si dais el mismo nivel de detalle a toda la obra, se volverá confusa.
  • Desarrollarla desde el foco hacia afuera y luego volver desde fuera hacia el foco.
  • Mezclar técnicas de Húmedo  y Seco  le dará mucha variedad y calidad a tu obra.
  • Alejaros de la obra de vez en cuando, entornar los ojos y dejarla descansar  hasta que os diga que ya ha terminado.

Hasta aquí, esta guía definitiva para pintar con acuarela, os dejo un enlace a un video en el que podréis ver un proceso completo, espero que os haya gustado, espero vuestros comentarios.

Autor: galeria

Ramiro Salgado Muñoz, nació un 27 de octubre de 1977 en Madrid, donde residió en diferentes municipios, para finalmente trasladarse a los 8 años a la localidad Madrileña de Leganés. Desde bien pequeño, se caracterizó por ser un niño inquieto y curioso, siempre pendiente de su alrededor y de todo aquello que le pudiese llamar la atención. Siempre autodidacta y desde la intuición, fue plasmando su visión del mundo en pequeños bocetos, que se convirtieron, poco a poco, en obras.